8 puntos de tu coche que debes revisar antes de salir de viaje este verano

El verano es un momento perfecto para viajar y olvidarnos del estrés. Pero para conseguirlo, hay que tener en cuenta que conviene realizar una revisión de los puntos vitales del vehículo antes de viajar si no se quiere tener sustos. De lo contrario, podemos quedarnos tirados, sufrir una avería en mitad de las vacaciones o reducir la capacidad de respuesta en caso de accidente.

Como no queremos que nada de esto nos ocurra, os damos unas recomendaciones de los elementos clave que conviene revisar antes de ponernos en marcha. Si necesitais revisar alguno de ellos o hacer un chequeo completo, podéis pedirnos presupuesto online o cita previa.
 

  1. LOS NEUMÁTICOS, EL ÚNICO PUNTO DE AGARRE AL ASFALTO

Los neumáticos son el único elemento que nos une a la carretera, por lo que si estándesgastados o la presión no es la adecuada, ¿no crees que el coche no responderá como esperas?

El límite legal de profundidad está en 1,6 mm. pero recomendamos que tenga un mínimo de 3 mm. para que responda a la perfección. Un neumático deteriorado o con una presión inadecuada aumentará la distancia de frenado y reducirá la estabilidad del vehículo, lo que aumenta la peligrosidad en la conducción.
 

  1. EL ACEITE, FUENTE DE VIDA DEL MOTOR

Si el aceite no está en los niveles adecuados o está deteriorado, pondrá en riesgo el correcto funcionamiento del motor. Tener el nivel de aceite recomendado o hacer un cambio de aceite garantiza una larga vida al motor. De lo contrario podemos llevarnos algún susto innecesario.
 

  1. NO VAYAS SIN FRENOS… SI NO QUIERES TENER UN SUSTO

¿Has notado que al frenar el coche no responde como debería o los discos chirrían? Esto ocurre porque los discos y pastillas de freno se van deteriorado lentamente por el uso. El problema viene cuando no nos damos cuenta de la pérdida de eficacia y un día los necesitamos y no responden como esperamos.

Si los discos o las pastillas están desgastados, a la hora de frenar, la distancia de frenado será mucho mayor de lo normal. Frena en cortas distancias y recuerda que también hay que tener un nivel correcto del líquido de frenos si quieres parar a tiempo.
 

  1. LOS FAROS SON IMPORTANTES, DEJA QUE TE VEAN

Si la iluminación de tus faros es tenue, no te verán como esperas y, si las tienes mal regladas, puedes deslumbrar a más de un conductor. Por eso, es recomendable que tu taller compruebe con un regloscopio si te dejas ver correctamente.

A eso se añade la posibilidad de llevar algún piloto fundido y que no nos hayamos dado cuenta, poniendo en riesgo nuestra seguridad y la del resto de conductores.
 

  1. SI TIENES QUE PARAR, QUE NO SEA POR LA BATERÍA DEL COCHE

La batería del coche tiene una vida útil y, con el tiempo, va perdiendo eficacia hasta que hay que cambiarla porque no responde.

Antes de que llegue el día en que te veas en el arcén esperando a la grúa, el taller puede descubrir si tu batería tiene vida suficiente para que circules sin riesgo de quedarte tirado o si debes cambiarla. No lo dejes al azar.

 

  1. EL LIMPIAPARABRISAS DEBE QUITAR EL AGUA

Unos de los grandes olvidados suelen ser las escobillas limpiaparabrisas. Si cuando llueve no retira el agua correctamente o te deja el cristal sucio, probablemente tengas que cambiar las escobillas.

Aún más habitual es tener bajo el líquido limpiaparabrisas, que nos impedirá mantener limpio el cristal,restandonos visibilidad. No hay por qué temer a la lluvia de verano si se va bien equipado.
 

  1. EL COCHE DEBE CIRCULAR RECTO

Si sueltas el volante, el coche no debe desviarse hacia un lado sino seguir en línea recta. Si te pasa eso significa que no está bien alineado, está desequilibrado.

Un golpe contra un bordillo o el desgaste puede ser el culpable. La revisión en el taller incluye una comprobación del estado del paralelo.
 

  1. VIAJA SEGURO Y CON CONFORT

Los amortiguadores o la suspensión tarda en deteriorarse pero, cuando lo hacen, cada bache se convierte en una molestia y la seguridad se compromete notablemente. Un chequeo al sistema de suspensión nos aporta seguridad pero también confort de marcha.

 
Volver